C/ Bobby Deglané, nº 1 Sevilla - 41001 Email: mail@clinicasauco.es
Lunes a viernes: 09:00 - 19:30h

Caries: qué es, causas, síntomas y tratamiento en Sevilla

La caries dental es una infección bacteriana que va deteriorando los tejidos duros del diente. Se trata de uno de los problemas dentales más frecuentes entre la población, pues afecta a 9 de de cada 10 pacientes en algún momento de su vida. 

A continuación repasaremos sus síntomas, las principales causas de su aparición, la mejor manera de evitarlas, sus diferentes variantes, sus consecuencias y, finalmente, el mejor tratamiento en Sevilla.

Síntomas de las caries

caries síntomas

¿Cómo detectar la aparición de esta afección? Existen una serie de síntomas que podrían indicar su aparición:

  • Dolor de dientes o molestias
  • Sensibilidad dental
  • Rotura o agujeros en una pieza dental
  • Uno o varios dientes cambian de color
  • Halitosis, es decir, mal aliento
  • Sangrado
  • Hinchazón, provocada por la acumulación de pus

En cualquier caso, lo más aconsejable es acudir a una clínica dental para salir de dudas.

Causas de las caries en niños y adultos

Muchas veces se cae en el error de asociar los “dientes picados” (como se dice de manera popular) únicamente a la población infantil, probablemente por el consumo generalizado entre los menores de todo tipo de azúcares. No obstante, en realidad, puede afectar tanto a niños como a adultos. ¿Cuáles son las causas de la aparición de la caries?

Podemos dividir los factores de riesgo en tres tipos:

Aspectos propios del paciente

Hay pacientes que de por sí son más propensos a sufrirla por la forma de su dentición, su resistencia, el tipo de esmalte, etc. Igualmente, la saliva también es muy influyente puesto que una de sus funciones es la protección de los dientes. Cuando la saliva es escasa, el riesgo es mayor.

Aspectos de la alimentación

La dieta, sin duda, es uno de los principales condicionantes para la aparición de esta patología. Como ya hemos mencionado anteriormente, hay que evitar el abuso de los hidratos de carbono refinados (azúcares). Esta recomendación se refiere especialmente los dulces, caramelos, los productos de bollería industrial, las bebidas azucaradas como refrescos y zumos, etc.

Si ingerimos alimentos azucarados de manera frecuente, el PH disminuye, evitando que el esmalte dental se remineralice, con lo que el diente queda desprotegido.

caries comida

Aspecto temporal

Finalmente, el tiempo es clave en la extensión de esta patología. Si se diagnostica pronto y se le pone remedio profesional, lo normal es que se mitigue y termine por solucionarse. Si no, el problema se agravará hasta producir otras patologías más complejas que recalcaremos más abajo.

Cómo evitar la caries

Al igual que con otros problemas dentales, la prevención es el mejor remedio para evitar la caries. Y ésta comienza con una higiene bucal diaria y completa, que incluya en la medida de lo posible los siguientes elementos:

  • Limpiar los dientes después de cada comida para evitar la aparición de la placa bacteriana. Para que el cepillado sea correcto hay que usar el cepillo dental de una manera suave, con movimientos circulares y repasando todos los dientes. 
  • Es necesario prestar una especial atención a los espacios interdentales y a los molares, cuyo acceso es más complicado. Si tu dentista lo recomienda, usar un cepillo interdental para un resultado más completo.
  • Utilizar una pasta específica con una concentración mínima de flúor de 1450 ppm. 
  • Tras el cepillado, usar hilo dental.

Por otra parte, por obvio que pueda parecer, conviene recordar la necesidad de cuidar nuestra alimentación para evitar la caries. El gran enemigo, como siempre reiteran los expertos, es el azúcar. Se debe reducir la ingesta de dulces, especialmente entre comidas, así como los refrescos y el resto de bebidas que se caracterizan por un alto nivel de azúcar.

La última recomendación, y no por ello menos importante, es la revisión en tu clínica dental al menos una vez al año. En el caso de pacientes propensos a sufrir esta afección, un mínimo dos veces anuales.

¿Qué tipos de caries existen?

Aunque normalmente se hable de esta dolencia de una manera general, existen varios tipos de caries distintas. Para el profesional de la odontología, resulta fundamental saber diferenciarlas a través de un análisis previo. Sólo así será posible aplicar en el paciente el tratamiento adecuado.

A continuación, los cinco tipos de caries que pueden aparecer:

De corona

Este tipo es el más común. Son especialmente frecuentes entre los niños, aunque también afecta a los adultos. Aparecen en la superficie de masticación, o lo que es lo mismo, la parte superior de la corona.

De fisura y surcos

Este tipo de caries se dan en piezas dentales que anatómicamente presentan estos surcos y fisuras como son los molares y premolares. Si la higiene no es la adecuada, las bacterias se pueden filtrar a través de estos y provocar la degeneración del esmalte y. posteriormente, la dentina. El resultado, la aparición de la típica lesión oscura de “muela picada”.

Interdental

Como su propio nombre indica, son aquellas que se producen en las superficies de contacto entre los dientes. También se les llama interproximales, y debido a su posición pueden afectar a dos dientes a la vez, por lo que se les considera especialmente peligrosas.

Para evitar la aparición de este tipo de lesiones, es imprescindible el uso del hilo dental. El cepillo de dientes no accede a estas superficies, y por lo tanto -de no usarlo- las probabilidades de que se desarrollen caries en esta zona son muy elevadas.

Radicular

Su incidencia se encuentra en la raíz del diente. Al contrario que las mencionadas anteriormente, este tipo se diagnostica generalmente entre la población adulta. De hecho, como confirman diversos estudios, afecta hasta a un 64% de los adultos, y resulta verdaderamente habitual en pacientes que superan los 60 años. 

Secundaria

También reciben el nombre de recurrentes, y se origina en piezas dentales que ya han pasado por un proceso de restauración.

No por el hecho de haber restaurado una pieza dental que ha sufrido una lesión por caries significa que no pueda volver a tenerla. Para evitar que vuelva a aparecer, es imprescindible mantener una buena higiene y utilizar el hilo dental, ya que si no las bacterias pueden producir la desmineralización del tejido, dando lugar a una nueva lesión por caries.

caries solución

Consecuencias de la caries

Las consecuencias de la caries pueden ser graves a largo plazo si no reciben un tratamiento adecuado y de manera prematura. Al principio puede resultar engañoso, porque no produce ninguna molestia ya que se encuentra en una fase incipiente,. Pero si sigue avanzando terminará por aparecer un agujero en el diente. Si continúa sin atajarse el problema por parte de un especialista, en última instancia puede acabar desembocando en la pérdida de una o varias piezas dentales.

Tratamiento de la caries en Sevilla

“¿Los dientes picados tienen solución?”, se preguntan muchos padres y niños. Por supuesto: el tratamiento de la caries consiste en eliminar las bacterias que han ocasionado la lesión en el diente. Además, se sustituye el tejido dañado por un material del mismo color del diente llamado composite (resina sintética).

En ocasiones, si el diente está muy afectado, puede ser necesaria la restauración mediante incrustaciones de cerámica para darle mayor resistencia.

Con este tratamiento conseguimos detener el avance de la infección, evitando que ésta alcance partes más profundas del diente. Por último, cabe destacar que de esta forma reducimos drásticamente la probabilidad de tener que realizar una endodoncia.

Horarios

Lunes a viernes
Si estás interesado en el tratamiento de la caries puedes coger cita previa a través de nuestro correo info@clinicasauco.es
  • L – J (mañanas) 10:00 a 13:30
  • L – J (tardes) 16:30 a 20:30
  • Viernes 09:30 – 14:00

954 213 988

¿Podemos ayudarte?

Para cualquier duda que tengas sobre la caries no dudes en contactar con nosotros a través de nuestro formulario de contacto.